30 de abril de 2009

el dia que no les necesitemos

La credibilidad en la política ha llegado al punto que la ciudadanía en general ya no cree en nada. piensa que el gobierno de todo lo que dice tenemos debemos pensar lo contrario, en los últimos años todo aquello que un político pronuncia es sinónimo de falacia, “se ha invertido el dinero de forma correcta, entonces se lo robaron”, “se trabaja en ello, no se hace nada”, “no hay muertos, entonces i hubo muertos”, estas últimas frases ejemplifican lo que quiero decir, se ha llegado al punto de desconfiar del gobierno de tal forma que ahora todo lo que dicen es mentira. Este fenómeno se debe a los múltiples años de mentiras que como población hemos recibido y a la falta de identidad y confianza que los políticos mexicanos se han ganado, un político solo es visto cuando necesita de ti, cuando tu voto lo va a llevar al poder es entonces cuando tu eres el que importa cuando si te puede dar la mano pero que pasa cuando dicho personaje llega al poder, de principio no lo vuelves a ver más que en televisión y renombras todas aquellas promesas no cumplidas que dicho personaje te digo cuando se quería ganar tu voto. Pero no es solo eso sino la incapacidad de la ciudadanía de hacer algo ante la impunidad de sus gobernantes lo que ha hecho perder aun más la fe. La ciudadanía poco a poco se ha dado cuenta que la única forma de resolver sus problemas es mediante su intervensión directa dejando a un lado la apatía de sus gobernantes en cuanto a problemas en general ser refiere no se ve lejano el día que la sociedad se dé cuenta que puede resolver sus problemas ella misma. Como el ganador del novel Saramago digo llegara el día que la sociedad haga un lado la política y se de cuenta que ellos pueden vivir simplemente como sociedad, en puebla más del 60% de la población no fue a votar en las pasadas elecciones con la reputación de nuestro gobernante considero que el numero va a crecer en estas nuevas elecciones. Todo el rollo se resume en la gente ya no cree en sus autoridades, la mayoría de las personas resuelven sus problemas por ellas mismas y solo cuando es fundamental y necesario van con las autoridades, esto indica que llegara el día que la sociedad ya no necesite a sus ineptos políticos, porque de inicio ya nadie cree en ellos.